esenfritpt

VALLE CORRALCO HOTEL & SPA

VALLE CORRALCO HOTEL & SPA

Valle Corralco Hotel & Spa

Para vivir en pleno la Araucanía Andina

  • Ubicado en pleno corazón de la Reserva Nacional Malalcahuello, literalmente a los pies del majestuoso volcán Lonquimay, este hotel invita a vivir una experiencia sublime dado el mágico escenario natural del lugar, donde sin duda cada detalle está pensado para que el visitante sea protagonista de una estadía exclusiva, de verdadera tranquilidad, relajo y bienestar

EN EL SEGUNDO BOSQUE DE ARAUCARIAS MÁS GRANDE DE CHILE, distante a 120 kilómetros del actual aeropuerto de Temuco, se sitúa Valle Corralco Hotel & Spa, destino imperdible en la Región de la Araucanía. Es el único de su standard ubicado en medio de la Reserva Nacional Malalcahuello, reconocida como zona protegida desde 1931, que cubre más de doce mil hectáreas de bosque andino-patagónico.

El lugar es elegido – en su mayoría – por deportistas amantes del ski, quienes durante la temporada invernal cuentan con más de 1.800 hectáreas de dominio esquiable, y por aquellos que en primavera-verano buscan disfrutar de la aventura, a través de un abanico de panoramas y experiencias outdoor, todo asociado a diferentes programas de estadía. También por quienes buscan admirar el esplendor del paisaje, desde cualquiera de los confortables espacios ofrecidos.

En 2003 Hotel Corralco abrió como centro de ski con solamente dos andariveles, actualmente posee siete, con planes de aumentar la próxima temporada. Comenzó con un pequeño refugio de montaña de sólo seis habitaciones. “Todavía tenemos personal de esa época que trabaja con nosotros, 13 años siendo parte de la empresa. En 2010 se realizó una importante inversión para construir el actual hotel, pero se empezó a trabajar dos años después de su construcción, siendo el sexto año de operación que lo consolida como el gran destino de la Araucanía Andina”, señala Derek Dapena, administrador de Ecoturismo y máster en Hotelería de Les Roches Global Hospitality Education, institución suiza, quien desde octubre de 2018 es gerente de Valle Corralco Hotel & Spa. Principio del formulario

Son 1.700 hectáreas concesionadas dentro de la Reserva Nacional Malalcahuello, extensión en la que este resort de montaña ocupa 5.400 mts2 de construcción. Ahí se distribuyen 54 habitaciones diferenciadas en tres formatos: Standard, Superior y Suite, todas con vista a un vasto bosque de araucarias. De éstas, catorce se comunican internamente, destinadas a grupos familiares. Cada una definida por un interiorismo minimalista, pero de atractiva elegancia, con un mobiliario preciso y colores que se asemejan al imponente escenario externo. La infraestructura hace recordar a la de un refugio de montaña a gran escala, que despliega una notoria calidez y un servicio global del nivel de un hotel cinco estrellas.

“La idea es que el huésped disfrute el exterior, por eso la decoración y el diseño no son recargados. No queremos que nuestros pasajeros estén siempre encerrados, pese a que tienen todas las comodidades para hacerlo”, dice el ejecutivo, quien también suma un destacado paso por la cadena Noi Hotels y Hotel Patagonia.

A estas dependencias se suma un amplio lobby, desde el cual es posible disfrutar de una privilegiada vista al volcán Lonquimay, eje de atracción en varias de las dependencias del lugar. Así ocurre también en el Spa & Fitness Center, área protagonizada por una gran piscina temperada, la cual adicionalmente cuenta con tina de hidromasaje, gimnasio con equipamiento cardiovascular y entrenamiento, saunas diferenciados y salas para masajes terapéuticos.

“Nuestra filosofía se centra en darles tranquilidad a los deportistas, que vienen a hacer ski o a caminar. Que tengan la opción de realizar una actividad física demandante, o una de las 15 terapias que tenemos en el spa. Para los pasajeros que vienen en familia, o en pareja para un fin de semana romántico, tenemos una piscina climatizada y jacuzzi. Manejamos un menú de ofertas en la carta del spa, para que los huéspedes tengan la posibilidad de someterse a alguna a cargo de nuestras terapeutas”, cuenta Dapena.

El pasajero además cuenta con libre acceso a una sala de juegos y de cine, con capacidad para 25 personas. Lo mismo con Corralco Bar, sector donde imperdibles son las propuestas de coctelería endémica, con elaboraciones que despliegan sabores, texturas y aromas característicos de frutos originarios de los bosques milenarios que abrazan al hotel.

CORDILLERA DE LA ARAUCANÍA

Valle Corralco Hotel & Spa cuenta con un nutrido mapa de experiencias outdoor, dirigidas a aquellos huéspedes que buscan descubrir y conectarse plenamente con la naturaleza que reina en el lugar: cabalgatas, trail running, kayaking, mountain bike, visitas a las termas Malalcahuello, laguna Pehuenco, río Colorado y sierra del Colorado. También está la ascensión al volcán Lonquimay, al cráter Navidad o al mirador Los Volcanes, siendo este un privilegiado punto donde se tiene vista a más de diez volcanes de la zona. Al finalizar, una caminata que incluye el servicio Cheesse & Wine al atardecer.

También hay diferentes opciones de trekking, todas con posibilidades de admirar el gran bosque de araucarias, y la flora y fauna protegida que habita el lugar. Un imperdible, especial para quienes van en familia, es la visita al fundo La Estrella, ubicado en un terreno anexo a la reserva, que permite conocer una impresionante araucaria milenaria. Al final del recorrido se espera a los participantes con un exquisito asado al palo, junto a otras preparaciones hechas de insumos locales. Para quien se anime con cualquiera de las excursiones, la recomendación es llevar buenas zapatillas, gorro y bloqueador solar. El equipo del hotel provee de agua y hace de la caminata una experiencia inolvidable.

“Para recibir el Año Nuevo tenemos un programa de cuatro días y tres noches. El pasajero disfruta un menú degustación del chef Miguel Catricheo, compuesto de siete tiempos, con maridaje. En la nueva temporada nos focalizaremos en algunos segmentos, con programas especiales, como ascensión al Lonquimay, fotografía y astronomía”, explica Derek. Durante el verano, el programa completo incluye desayuno, almuerzo, cena, acceso a todas las actividades del hotel y spa por $138.000 p/p, en base a habitación doble, por noche.  

Hace sólo unos meses, Valle Corralco Hotel & Spa fue certificado por Sernatur con el sello S, que lo distingue como empresa responsable con el medio ambiente, comprometida con el turismo sustentable. “Tomamos todas las precauciones para que la Reserva Nacional Malalcahuello se mantenga tal como está. La electricidad no es generada a petróleo, pues tenemos cogeneración a gas casi cien por ciento limpia. También contamos con una planta de tratamiento de aguas negras y grises, cada una con triple filtrado. Además somos sustentables socialmente porque todos los proveedores son locales, y la totalidad de nuestro valioso equipo humano es de la zona, siendo el 80% de Malalcahuello, y el resto de Lonquimay o Curacautín. Por otra parte, Corralco posee una fundación dedicada a levantar proyectos de pequeñas y medianas empresas turísticas”, indica el ejecutivo.

En un futuro próximo, la Sociedad Desarrollo de Montaña, compuesta por cuatro socios principales, a la cual pertenece Valle Corralco Hotel & Spa, contempla un interesante proyecto inmobiliario, y la construcción de hoteles enfocados a la montaña.

“Queremos que nuestros pasajeros descubran la Araucanía Andina, que se den cuenta por sí mismos que es un destino que perfectamente puede competir con los tres grandes que tenemos en Chile: Atacama, Patagonia e Isla de Pascua, y que en Valle Corralco Hotel & Spa disponemos de un servicio de primer nivel, con el privilegio de contar con la naturaleza única que brinda este lugar”, dice finalmente Derek Dapena.