TECNOTURISMO 2018

TECNOTURISMO 2018

Tecnoturismo 2018

Hora de sumarse a la transformación digital

• Durante la primera Feria Internacional de Tecnologías para Turismo, Hotelería y Gastronomía, empresarios de la industria tuvieron la oportunidad de reunirse con los creadores y gestores de lo que algunos llaman “revolución tecnológica del rubro hotelero y gastronómico”, advirtiendo los importantes beneficios que implica trabajar con las nuevas herramientas, por ejemplo para la eficiencia energética y optimización de recursos

ACERCAR LAS MÁS MODERNAS SOLUCIONES A LOS EMPRENDEDORES CHILENOS, es el objetivo que se planteó la Feria Internacional de Tecnologías para Turismo, Hotelería y Gastronomía, Tecnoturismo 2018, cuya primera versión se desarrolló apoyada por CORFO en el Centro Cultural Gabriela Mistral (GAM), durante los días 6 y 7 de septiembre.

El evento fue organizado por el Centro Tecnológico del Turismo de la Universidad Andrés Bello (CETUR UNAB), gracias a la gestión conjunta con el Instituto Tecnológico Hotelero de España, país invitado, y que se distingue como uno de los escenarios más avanzados en innovación y servicios para empresas del rubro.

Sergio Pino, gerente del centro Tecnológico del Turismo de la Universidad Andrés Bello
Patricia Millares, directora del Instituto Tecnológico Hotelero de España

Inaugurado por el embajador de España, Carlos Robles Fraga; la gerente corporativa de CORFO, María de los Ángeles Romo; y el director de CETUR y la Escuela de Turismo y Hotelería de la Universidad Andrés Bello, Daniel Meyer, Tecnoturismo 2018 fue un punto de encuentro entre 14 firmas extranjeras ibéricas que están trabajando nuevas tecnologías que buscan la expansión de sus negocios, observando a Chile como un buen mercado para ese propósito, encontrando aquí partners y canales de venta.

Tanto a través de stands de los expositores, como en charlas, talleres y presentaciones, se pudo conocer diferentes opciones disponibles en el mercado. Patricia Miralles, directora del Instituto Tecnológico Hotelero de España, señaló que dado que existe una brecha tecnológica en Chile respecto de algunas áreas, la industria de su país puede contribuir a que las empresas locales incorporen nuevas aplicaciones y avancen en la digitalización.

Jorgina Díaz, directora de desarrollo digital de Alisys y Eduardo Gómez, director general de Alisys, partner oficial de Sofbank Robotics
Rafale González, socio fundador de Vivential Value

Daniel Meyer indicó también que se trata de dar un salto, pues la inteligencia artificial no es una realidad del futuro, ya está disponible y existen las condiciones para que la mencionada brecha se acorte, o por lo menos, no aumente. El director de CETUR agregó que las tecnologías son clave para aumentar la competitividad y la gestión de las empresas, y quien no incorpora las nuevas aplicaciones quedará fuera del mercado ante una demanda que se maneja a la perfección con las redes sociales, la digitalización y los servicios online. Por eso – aseguró Meyer –, instancias como esta feria permiten conocer opciones concretas y advertir que si bien significan inversión, son mucho más baratas que diez años atrás.

Hay cuatro instancias en las que la tecnología trae beneficios para el rubro del turismo: comercialización, promoción y marketing, eficiencia energética o ahorro de agua y gestión operativa de los negocios. “Trajimos a Chile soluciones que pueden ayudar en esas cuatro áreas, enfocándose en gran medida en pequeñas y medianas empresas”, dijo Patricia Miralles, quien enfatizó lo clave que es para las pymes conocer bien su producto y público, para luego analizar qué tecnología les puede ayudar y así no caer en el error de invertir sin los retornos esperados, ya sean mejoras para clientes, aumento de ingresos o reducción de costos.

SOLUCIONES ATINGENTES

Entre los expositores extranjeros a la feria figuraron firmas que entregan servicios a la industria del alojamiento, restaurantes y agencias de tour operadores, incluyendo análisis de datos, promoción y marketing a través de apps, y mejoras para la gestión operativa.

Alisys es uno de los ejemplos. Se trata de una empresa de diseño y desarrollo de soluciones de inteligencia artificial para robots y chatbots, partner oficial de Softbank Robotics. Según describe su director general, Eduardo Gómez, desarrolla las aplicaciones que el cliente desee, como programar un robot para asistir a un cocinero, responder preguntas de huéspedes en la recepción de un hotel o elevar la temperatura de una habitación, ya sea a través de la interacción con una pantalla táctil o dispositivos de voz. El beneficio es lograr eficiencia, pudiendo trabajar también con bases de datos que, entre otras acciones, identifican reservas en hoteles o restaurantes, informan los tiempos de espera y responden consultas. “Integrar este tipo de tecnologías proyecta la imagen de una empresa sofisticada volcada a la atención de los clientes, que invierte y opera con todos los medios a su alcance para satisfacer de mejor manera a quienes los eligen”, explicó Gómez.

Otra novedosa tecnología es la de Digalix, empresa de Barcelona presente hace diez años en el mercado, que trabaja tecnología propia para el desarrollo de mesas que funcionan como pantallas interactivas de grandes formatos, a partir de 43 pulgadas y hasta 80. La aplicación permite usarla en diferentes rubros, puntualmente en el área de restaurantes. También se utiliza como reemplazo de mobiliario tradicional. Revestida de un cristal anti líquidos, golpes y temperatura extrema, en la superficie de esta mesa – tal como una tablet – están las opciones para revisar el menú, ordenar el pedido, seguir la cuenta y entretenerse mientras llega la comida revisando la prensa online, correo electrónico, redes sociales, o si se prefiere, distraerse con juegos de mesa. Los dispositivos se presentan en diferentes diseños, algunos ajustables y siempre con acabados personalizados en color y comodidades como puertos HDMI y USB. Entre los beneficios figura una experiencia diferente y eficiencia en el servicio, así como la venta de espacios publicitarios en formato de fotografía o video.

Un tercer ejemplo es Be Checkin, cuya tecnología permite, entre otros, accionar la puerta de una habitación de hotel para que se pueda abrir con un smartphone. Funciona mediante una app que permite comunicación directa con el hotel a través de un chat, y manejo de información del cliente de sus gustos y destinos, posibilitando acciones como la venta cruzada. Otro de sus servicios es utilizar la inteligencia artificial y un bot para operar mediante whatsapp. Una vez hecha la reserva en el hotel, el pasajero recibe un mensaje de bienvenida y un directorio de posibilidades, desde abrir la puerta con la aplicación hasta actuar sobre los elementos de la habitación – encender la luz o conectarse al wi-fi, por ejemplo –, y saber dónde comer o ir de visita en la ciudad.

TOMA DE DECISIONES

Tecnoturismo 2018 también demostró cómo la tecnología ayuda en este sentido. Es el caso de Vivential Value, que innova en inteligencia turística trabajando grandes volúmenes de datos disponibles en Internet. Por ejemplo, las millones de opiniones de usuarios que se pueden encontrar en la web respecto de un hotel. “Lo que hacemos es recopilar eso y ponerlo en valor para la toma de decisiones que mejoran productos”, señaló Rafael González, socio fundador de esta empresa creada en Barcelona. Trabajan, sobre todo, con destinos turísticos, ayudando a entender la reputación de los lugares, de sus restaurantes, hoteles, playas, etc., permitiendo solucionar todo tipo de problemas, desde congestión en determinados puntos hasta cómo hacer visibles recursos que no están en los circuitos.

Euken Sese Sarasti, gerente de Fomento de San Sebastián y Daniel Meyer, director de CETUR y la escuela de Turismo y Hotelería de la Universidad Andrés Bello

Social Renovable también trabaja en esa línea, aunque lo hace como especialista en eficiencia energética y desarrollo de sistemas de gestión y de ahorro permanentes. Su fundador, Mauricio Charles, explicó que analizan cómo se distribuyen los consumos de una empresa logrando un mejor control de los gastos. También crean proyectos de energía renovable, solar y bombas de calor, entre otros. Han asesorado a más de 150 empresas del rubro turístico a través del programa Dynamis, metodología que contempla consultores energéticos online y soluciones que pueden ir desde el desarrollo y mantención de un proyecto, hasta un cambio de hábitos.

La interesante y variada muestra de tecnologías, atingente a la demanda de estos tiempos, dejó satisfecho a CETUR. Al ser la primera feria en su tipo, Sergio Pino, gerente del centro, indicó que es difícil hacer evaluaciones concluyentes, pero de igual modo la convocatoria los dejó tranquilos, lo mismo la generación de contactos entre los empresarios: “Desde esa perspectiva se vislumbran muchas implementaciones, producto del conocimiento que se transfirió en el evento”.