PRIMERA CONVENCIÓN

PRIMERA CONVENCIÓN

Primera Convención Nacional de Cocineros

Los chefs penquistas Jerónimo Rosas y Carlos Beltrán, jurados en el Concurso Nacional de Gastronomía de Santiago, de comida y cocina patrimonial, organizaron la primera “Convención Nacional de Cocineros por nuestra Identidad Alimentaria”, entre los días 17 y 18 de marzo en el restaurante La Sazón del Lago, en Cañete, un esfuerzo inédito que busca rescatar, potenciar e intercambiar recetas y productos patrimoniales.

Lograron una convocatoria de 100 invitados, 75 de ellos chefs, y gente ligada a la documentación de este tipo de cocina, así como representantes del sector turismo. “Reunimos 75 cocineros de todo el país, de norte a sur: Iquique, Antofagasta, La Serena, Valparaíso, Santiago, Rancagua, Talca, Linares, Chillán, Los Ángeles, Pucón, Panguipulli y Punta Arenas, entre otros”, señaló Jerónimo Rosas.

Esta verdadera fiesta gastronómica de las regiones, contó con el apoyo de la Ilustre Municipalidad de Cañete en su organización y desarrollo, y de la empresa privada, con marcas como Steward, Nestlé, Noble Corral, Cecinas Pincheira, Caffe d’Italia, Quijote Restaurante, Quesos Santa Rosa, Congelados Puerto Cocholgue, Cervezas Patronal, Cerveza Cocholgue, Viña Männle, Ruka Antu Ecolodge y Aguas Machitun. También colaboraron DuocUC Concepción y la Universidad Católica de la Santísima Concepción, sede Cañete. Además se sumaron empresas turísticas de la región, quienes aportaron con un recorrido turístico, junto a una recolección de frutos del bosque nativo de la cordillera de Nahuelbuta. 

¿QUÉ SE ENTIENDE POR COCINA PATRIMONIAL?

Tiene que ver con el carácter generacional de los alimentos. Es así como las recetas deben ser reconocidas en cada lugar donde se integra al carácter socio-cultural de las costumbres de las personas, teniendo una trascendencia e historia.

A modo de ejemplo, Rosas destacó el charquicán de pesca seca de Lota, el estofado de San Juan de Rere, el conejo escabechado de Yumbel, las longanizas de Chillán, la harina de piñón del Alto Biobío, el arvejón de cabrero, las papayas de Cobquecura, entre cientos de preparaciones y productos patrimoniales de la zona.

“La región del Biobío es una de las que más tiene patrimonio alimentario en Chile. Hay que entender que acá las variaciones no encajan en esta denominación, ya que un plato determinado de un chef no puede llamarse patrimonial si no es replicado de una receta patrimonial”, explicó Rosas.

LA ACTIVIDAD

En el evento se desarrollaron conversatorios, charlas de investigadores culinarios y degustaciones. Entre ellas el menú “Biobío, el almacén escondido de Chile”, realizado por chefs locales, dirigidos por Andrés Martínez del restaurante Cuarenta Sillas, de Concepción.

“Nuestro objetivo siempre fue mostrar la fraternidad, posible de cultivar entre los cultores de la cocina y generar un espacio para el debate, la conversación y el buen compartir, dando importancia al almacén alimentario de la región”, indicó Rosas.

El equipo organizador estuvo compuesto por los chefs antes mencionados, más Christian Portilla, Paola Carrasco, Soledad Carrillo y Cristian Benavente.

Para mayor información: www.facebook.com/convenciondecocineros e Instagram @convenciondecocineros.