NOVOTEL SANTIAGO PROVIDENCIA

NOVOTEL SANTIAGO PROVIDENCIA

Novotel Santiago Providencia

Nueva imagen de la marca francesa

• Abierto hace poco más de dos meses, este nuevo cuatro estrellas en Santiago tomó el desafío de sorprender con una apuesta que, si bien sigue las directrices de una cadena de prestigio internacional, hace hincapié en lo local, con estética citadina y cocina de autor chilena, tanto en su restaurante como en un nuevo concepto de bar

UNA APUESTA HOTELERA MODERNA Y CLÁSICA A LA VEZ, que se emplaza en la esquina suroriente de las calles Holanda y San Pío X, dentro de un barrio tranquilo de gran conectividad, próximo a una estación de Metro y polos comerciales. Así comienza a presentarse Novotel Santiago Providencia, un imponente edificio de 18 pisos y cuatro subsuelos, construido para albergar al segundo hotel en Chile de la cadena Novotel.

Susan Lara, gerente general

Se trata de un cuatro estrellas orientado a público corporativo, especialmente bien recibido por pasajeros de regiones, además de extranjeros que disfrutan sus áreas comunes y estratégica ubicación en la capital. Sumando una apuesta culinaria doble – bar y restaurante, con atractiva terraza para el after office –, el hotel se convierte también en un buen punto de encuentro para santiaguinos.

Destaca especialmente su estética. Trabajada por Gross Contesse Arquitectos, incluye uso de gráficas bicolores representando Santiago, Chile y Sudamérica, para hacer patente el destino y su contexto geográfico. Siguiendo el mismo sentido, en el hall de doble altura – lo que ayuda a la climatización de la primera y segunda planta – se eligieron lámparas Made in Mimbre, diseñadas por el estudio The Andes House, con líneas simples que potencian las cualidades del material y el trabajo de artesanos chilenos de Chimbarongo. Con la idea de potenciar la estética urbana, en este y todos los espacios comunes predominan los guiños a un estilo industrial, concreto a la vista, y ventanales que dan paso a la luz natural. Resaltan también áreas continuas, sin muros sino pilares, donde entre los tonos neutros y elegantes, principalmente gris, alegran elementos en rojo, amarillo, anaranjado, verde y azul.

Inversión de la constructora e inmobiliaria DSE Schapira Eskenazi, Novotel Santiago Providencia es operado por AccorHotels, y su gerencia general está a cargo de Susan Lara, quien trabaja en el grupo desde 2005, que luego de desempeñarse en Hotel Mercure Santiago, en junio de 2018, se hizo cargo de esta apertura, la primera de su carrera. La propuesta llegó en marzo pasado y coincidió con la búsqueda de nuevos desafíos de esta ejecutiva peruana, para quien esta etapa se ha transformado en una especialmente importante.

Entre otros aspectos, Susan Lara destaca el servicio con que cuenta el hotel. Gracias a la cultura corporativa Heart Artist, todos los colaboradores se forman para trabajar en atención al cliente, con acciones como Semana de Bienvenida, instancia en la que el primer día de trabajo se convierte en una fiesta, con alfombra roja incluida y desayuno con los directores, todo eso para sentirse aún más parte del proyecto.

Entre las regalías para clientes, además de las que ofrece el programa de fidelidad de la cadena, la gerente explica que los pasajeros tienen disponible una de las 120 plazas de estacionamiento de los subterráneos del edificio. Por otro lado, menores de 16 años, acompañados de sus padres, se pueden hospedar con ellos en la misma habitación, acondicionada con sofá cama, sin costo de desayuno extra. El hotel también maneja el concepto Dog Friendly, y el programa de desarrollo sostenible Planet 21 de la cadena, donde se ocupan del uso eficiente de los recursos.

FILOSOFÍA FLEXIBLE

GourmetBar es un nuevo producto de Novotel, presente en los hoteles abiertos por la cadena a lo largo de los últimos dos años. Puede reemplazar al restaurante o complementarlo, como es el caso de Novotel Santiago Providencia. En este caso funciona con oferta temática de tapas y vinos. Queremos enfocarlo como un punto de encuentro, con mesas de coworking, sofás y barra, pensando en diferentes instancias de reunión, cuenta Susan Lara.

También, en la primera planta, el Rincón Familiar es un área acondicionada con televisor, juegos y sofás, que en la práctica la ocupa todo tipo de pasajeros y clientes, desde familias hasta grupos de amigos y ejecutivos. Una de las características de la marca Novotel es la flexibilidad. Damos prioridad a que se sientan cómodos y no los limitamos en el uso de los espacios, pueden usarlos como les parezca: si quieren tomarse un café en el lobby, pueden hacerlo; si quieren comer un plato de comida a las diez de la mañana, pueden. Nosotros nos adaptamos al cliente, indica la gerente.

Por lo mismo, en la recepción hay mesas para personas con necesidades especiales, y como parte de la incorporación de tecnología, se dispuso un concierge electrónico y digital, además de escalas mecánicas, destinadas a dar comodidad y rapidez al flujo de pasajeros y clientes que van a las áreas de la segunda planta.

En el segundo piso – con acceso por ascensor y escalas mecánicas o tradicional – está el restaurante, tres salas de directorio con diez sillas, y el salón de eventos con capacidad para 200 personas (en formato auditorio), posible de subdividir en cuatro.

En el siguiente nivel se encuentran las salas de masaje, sauna seco y piscina temperada con terraza privada, abierta desde las siete de la mañana hasta las diez de la noche.

A partir del cuarto piso, el edificio alberga las habitaciones. Manteniendo una estética común con los espacios comunes, en estas priman los tonos neutros interrumpidos por vivos colores que, en este caso, están en los respaldos de las camas gracias a una gráfica abstracta que evoca un atardecer.

Las dos suites del hotel se sitúan en la cuarta planta, y tienen dos ambientes aptos para hospedar a cuatro personas adultas: se trata de una sala con comedor, escritorio y sofá cama, televisor de 55 pulgadas, máquina de café, frigobar y baño de visita. El dormitorio tiene baño privado con ducha y tina con hidromasaje, televisor de 55 pulgadas y cama súper king con almohadas inteligentes.

En GourmetBar de Novotel Providencia

En la misma planta hay dos habitaciones diseñadas con amplios espacios para personas con necesidades especiales, y en el resto de los pisos, las 168 habitaciones disponibles – denominadas Superior – tienen 25 m2, piso vinílico para evitar alergias y disminuir ruidos al momento de caminar, cama king o dos camas individuales, además de sillón o sofá cama, televisor de 55 pulgadas, frigobar, puertos Hdmi y Usb, Internet en televisor y baño con ducha. Asimismo, todos estos pisos cuentan con dos habitaciones posibles de conectar, ideales para el hospedaje de grupos.

BAR ESTILO GOURMET Y COCINA CHILENA FUSIÓN

Al servicio room service 24 horas se suma el 222 Restaurante, comedor principal del hotel con capacidad para 120 personas y diferentes tipos de mesas: altas, tradicionales y con sofás. Cuenta, además, con terraza techada disponible en todo horario, especialmente usada en after office.

De lunes a viernes, desde el mediodía y hasta las 15 horas hay un menú ejecutivo ($8.900) de tres tiempos, que comienza con una alternativa de tapas para introducir la carta del bar. Entre las opciones de plato de fondo se ofrecen preparaciones de corte casero, sin perder el sello de cocina de autor. Algunos ejemplos son Pantrucas de avellana con plateada, y Costillar de cerdo con puré de camote.

Como una entrada de suaves sabores, 222 Restaurante ofrece Summerrolls de camarón tempurizado al vapor en coco asado, con verduras salteadas, envuelto en papel de arroz y acompañado de palta y sweet chilli ($7.500)
Arroz salvaje con syrup de algas y crocante de cochayuyo: opción vegana con arroz negro y champiñones parís, ostra, portobello y callampas hidratadas ($14.500)

A cargo está Gabriel Cifuentes, chef chileno formado en DuocUC y Barcelona, con 16 años de experiencia, entre cuyos hitos figura su labor en Caprioli, y durante el año anterior, diferentes aperturas para hoteles. En esta ocasión – la octava de su carrera – para GourmetBar el cocinero optó por ofrecer cocteles nacionales e internacionales, además de tapas y pinchos que mezclan sabores chilenos y foráneos, inspirados en los bares de Barcelona.

Gabriel Cifuentes, chef

Me dieron carta libre para poder crear, y como soy chileno y tenemos productos y materias primas muy nobles, cada plato es un viaje por el país, dice Cifuentes. Su propuesta para el 222 Restaurante se identifica con una ilustración que muestra a Chile en toda su extensión, tras el buffet dispuesto para el desayuno, y se concreta en los platos de una carta ideada para renovarse cada cuatro meses en el afán de ocupar productos de estación, donde todo, incluidos panes y pastas, tiene elaboración propia. En ella se encuentran, por ejemplo, Chuletas de cordero en culis de arándano y menta, con papas nativas chilotas pochadas en agua ($14.500); Salmón ahumado con roble de cerezo, acompañado de chapalele de yuca ($10.500); Filete asado, cocinado durante doce horas en reducción de carménère, con sal de vino tinto, servido con gnocchi de papa camote ($14.500); Croquetas de champiñones, apanadas en harina de castañas, servidas con zucchini relleno de pesto de tomate, sobre mermelada de cochayuyo ($14.500); Mero en crocante de harina de pistachos y panko de ostiones grillados en mantequilla, servido con puré de habas ($12.500). Para finalizar, al momento del postre, sorpresas como el Dueto de mousse de mote con huesillos y ajo negro.

Las ensaladas forman un apartado especial en la carta, a propósito del toque saludable que quiso dar el chef en su propuesta culinaria. En la imagen, ensalada de hojas verdes de betarraga, mostaza, espinaca y rúcula baby, con queso roquefort, tomates cherry asados en miel y champiñón ostra grillado, servido con dressing de aceto ($14.500)
Asado de tira con risotto de mote, lleva salsa criolla y se disfruta gracias al trabajo de cocción de la carne: al vacío, lenta y a baja temperatura ($12.500)
Dueto de mousse de ajo negro y mote con huesillos ($5.900)
Brownie tibio de chocolate belga, se sirve con helado de vainilla de madagascar ($5.900)

Se trata de ocupar recetas tradicionales locales y extranjeras, de llegar a sabores de vanguardia con productos sencillos y chilenos, e innovar en la forma de cocinarlos. De algún modo se logra una cocina fusión, explica Gabriel Cifuentes: Toda mi experiencia la estoy volcando aquí, todo lo que he querido hacer como chef lo estoy plasmando, buscando la belleza de lo sencillo en cada plato”.

Novotel Santiago Providencia

  • Av. Holanda 222
  • Teléfono: (+56-2) 2606 2222
  • www.accorhotels.com