MI PIACE RENGO

MI PIACE RENGO
Pizza verche, pizza de la casa en honor a sus dueñas: jamón serrano, tomate asado, queso mozzarella, queso parmesano y rúcula fresca ($7.900)

Mi Piace Rengo:

Al puro estilo italiano

El éxito de este naciente restaurant ha sido rotundo desde el día de su apertura, cautivando paladares con recetas tan típicas como variadas, y no sólo en la provincia de Cachapoal, también en la región de O’Higgins donde es un imperdible

SABIDO ES QUE LA GASTRONOMÍA DEL PAÍS DE LA “BOTA”, es conocida en el mundo por su abundante riqueza en aromas y sabores. Aún más, es variada, y goza de una marcada identidad aportada por cada región que compone el territorio itálico. Mucho de esta cocina, rica en recetas tradicionales italianas, es posible encontrar en Mi Piace Rengo, el nuevo restaurant que hace seis meses tiene encantados a los cada vez más renguinos que deciden visitarlo.

Y no sólo a ellos, sus mesas también se llenan de comensales provenientes de otras ciudades aledañas, que gracias a un certero boca a boca llegan a probar algunos de los generosos platos ofrecidos en su diversa carta. Ambientado con los colores de la bandera italiana, con ilustraciones temáticas que hacen aún más placentero y atractivo el espacio, está equipado para recibir hasta 70 personas. Cuenta con dos salones, uno principal, además de una luminosa terraza con capacidad para 16 personas.

Mi Piace Rengo, Trattoria Criolla, ubicado en plena Avenida Bisquertt, a un costado del nuevo edificio consistorial de la comuna, nace de la sociedad entre las hermanas Giovanna y Chiara Vercellino. “Cuando llegamos a la ciudad e hicimos un recorrido, nos dimos cuenta que hacía falta un restaurant enfocado a la familia, a la clase media o al trabajador, un lugar donde se pudiera hacer negocios, pero que también fuese un sitio entretenido. Hicimos un estudio de mercado donde vimos la cantidad de población y el público objetivo. Concluimos que había espacio para un restaurant preocupado por ofrecer alimentos de calidad y un buen servicio”, explica Eduardo Delaunoy, asesor del restaurant y esposo de Chiara.

Doce años Delaunoy vendió equipamiento gastronómico. En los últimos siete se dedicó al diseño de cocina, bajo la marca Fagor, en hoteles, pubs y restaurants, no sólo en Chile sino también en algunos países de Sudamérica, como Bolivia, Paraguay, Argentina y Uruguay. Gracias a su vasta experiencia realizó los cálculos de equipamiento e ingeniería en Mi Piace Rengo: “Teníamos la inquietud de invertir, hacer algo en base al conocimiento que traía, e hicimos un estudio para montar el restaurant. Este espacio partió de cero, levantamos los muros y construimos todo”. Así, la maquinaria de última generación en cocina, importada e instalada por Teknomeal, permite atender con completa capacidad, en un tiempo de servicio de no más de veinte minutos.

Giovanna Vercellino, Eduardo Delaunoy y Chiara Vercellino

DEMOCRÁTICO Y FAMILIAR

Desde abuelos con sus nietos, papás con hijos pequeños, familias completas, parejas que buscan celebrar una fecha especial, en Mi Piace Rengo dicen que es un lugar transversal, donde los visitantes llegan con la idea de disfrutar pastas, ñoquis, lasañas, raviolis, risottos, antipastos, brusquettas, pizzas, y por cierto el resto de la carta que incluye ensaladas, sandwichs y especialidades de la casa.

“En Rengo hay mucha gente con raíces italianas. Nosotras, que somos la tercera generación Vercellino Reginato vimos una necesidad, no sólo para las familias italianas, sino también para el público en general. Además nuestros sabores son de gusto tanto para grandes como para niños”, indica Giovanna.

“La recepción ha sido espectacular. La gente que viene por primera vez lo hace con temor porque piensa que es caro, pero al entrar se dan cuenta que es un lugar súper democrático, donde pueden venir a comer con su familia o amigos. Después no dejan de venir, desde que inauguramos tenemos personas que se repiten todo el tiempo, otras que vienen recomendadas de San Fernando, Requínoa, Malloa, Rancagua, hasta de Santiago”, dice Chiara.

La cocina es liderada por el venezolano Tairon Santiago, chef ejecutivo del restaurant, con experiencia en alta hotelería en Venezuela y Panamá. Los sabores de sus platos han tenido tal éxito, que Mi Piace Rengo es reservado especialmente para eventos,  como cumpleaños, almuerzos, y cenas para empresas o privados. Además, desde abril, han comenzado a llegar a las casas de los clientes con su nueva línea delivery. “Buscamos la forma para que nuestros platos lleguen en buenas condiciones, hicimos algunas pruebas y la gente nos ha venido a contar que estaba todo muy rico. Incluso se han llevado lasañas a Santiago”, asegura Delaunoy.

Otra de las novedades es la oferta de una línea de cafetería especialmente diseñada para empezar el día, donde los clientes pueden disfrutar de una carta especial. “Tenemos granola, omelettes, huevos revueltos y otras preparaciones. También trabajamos con la marca Illy, un café de gran prestigio y calidad. En Rengo no hay un lugar donde poder desayunar, por eso buscamos que los agricultores vengan acá en vez de ir a la carretera. Queremos invitarlos a tomar desayuno con nosotros”, explica Delaunoy.

Fetuccini con plateada en salsa atomatada: fetuccini con salsa de tomates, plateada cocida en su propia salsa, vino tinto, cebollas y especias ($7.550)
Entraña ñoqui: entraña en plancha sobre ñoquis en passata di pomodoro ($10.200)
Osobuco con polenta: osobuco entero de cocción lenta al vino tinto, cebolla morada, pimentón rojo, zanahoria, puerro y especias, polenta cremosa ($7.100)
Spaguetti pesto: albahaca fresca, aceite de oliva, nueces y ajo ($5.200)
Tiramisú de la casa: galletas de champagne, queso crema de la casa, leche condensada, ron y decoración de frambuesas ($4.000)

A pedido de los propios clientes cuentan también con servicio de colación, manteniendo siempre la esencia italiana. “Desprendimos parte de nuestra carta para entregar una oferta más económica mediante un menú almuerzo, porque nuestro público quería comer algo rápido y estar bien atendido”, dice el asesor.

Todas las marcas de insumos para la elaboración de pastas y embutidos, son elegidas más por la calidad que por el precio. Destacable es que siempre se abastecen sólo con productos de la zona, “en la línea de panadería trabajamos con la panificadora Santa Cruz porque es de la región, y cuentan con una línea de elaboraciones espectacular”, asegura Delaunoy.

En Mi Piace Rengo están cada vez más esperanzados en mejorar la entrega de un servicio de excelencia, donde la rapidez y calidez en la atención sea una de las principales características. “Nos preocupamos que el plato llegue caliente a la mesa de los clientes, pero además de eso, aquí van a encontrar un lugar acogedor donde pueden venir en familia a comer, y sobre todo, a pasarlo bien”, concluye Eduardo Delaunoy.

Ensalada de ñoquis fritos: hojas verdes, prosciutto, ñoquis fritos, queso parmesano y aderezo césar ($5.100)