La Francesa: Tradición, Variedad y Calidad

La Francesa

LA FRANCESA:

  • TRADICIÓN, VARIEDAD Y CALIDAD


    • LLEVA CASI 100 AÑOS FUNCIONANDO. LA FRANCESA EN LINARES ES UNA MARCA QUE SE REINVENTA, SIGUE TENDENCIAS Y MANTIENE LA CALIDAD. PANADERÍA, CAFETERÍA Y LO ÚLTIMO: CHOCOLATERÍA, QUE ABRIÓ EN FEBRERO DE ESTE AÑO Y OFRECE PRODUCTOS CON LO MEJOR DEL CACAO BELGA.


LA FRANCESA COMENZÓ COMO PANADERÍA, es una de las más antiguas del país, y a pesar de que el fundador nació en Chile, su apellido tiene origen francés, por eso el nombre de los locales. Hace 70 años, el hijo del dueño se hizo cargo y le incorporó un café clásico. Hace 15 realizó una remodelación en el área panadería, cambió el concepto antiguo en el que se atendía detrás del mesón, a uno de autoservicio donde la gente puede sacar su propio pan. Así hasta la fecha.

PANADERÍA

La panadería utiliza un horno chileno que permite entregar productos de alto nivel, con materias primas de calidad. Ofrecen panes de masa madre que no se trabajan con levadura artificial, a los que se les puede agregar diversos tipos de grano. “La idea es seguir un estilo en relación a lo saludable. De hecho hoy podemos presentar productos con increíbles texturas, sabores y nutrientes”, dice Mario Artus, gerente comercial de La Francesa, y uno de los nietos del fundador. Cuenta también que está la opción de comprar otro tipo de productos, como las clásicas empanadas de queso con masa de hoja, chaparritas, variedad de quesos hechos a partir de leche de búfala, pastelería, lácteos y bebestibles.

Mario y Fernando Artus

Hace cinco años que los nietos son parte del negocio, junto a su padre como gerente general. Ellos estudiaron en Santiago y trabajaron allá, etapa que los hizo darse cuenta del potencial de su ciudad natal, de la poca oferta de había, y que lo entretenido no tenía por qué estar sólo en las grandes ciudades.

CAFETERÍA

“Llegamos a ayudar en lo que se venía haciendo. Partimos agrandando físicamente la cafetería, hoy cuatro veces más grande de lo que era. También la modernizamos, los productos son más elaborados y gourmet”, explica Artus. Extendieron la carta e incluyeron diferentes menús. Según el gerente, eso les trajo un gran crecimiento, por lo que decidieron ampliar la cocina. De esa forma pudieron hacer ellos la pastelería, incluso helados naturales. Así, La Francesa se reinventó y actualizó. “Nuestra pastelería – al igual que la panadería – es fresca y se fabrica a partir de ingredientes artesanales. Aspiramos a estar constantemente mejorando en variedad y calidad”.

Muffin ($1.290) y Chocolate caliente ($2.690)
Cheesecake de maracuya ($2.900) y Capuccino (simple: $1.490, doble: $1.790)

Cheesecake de frutos rojos
($2.900) y Ahmad tea
Rollo de canela ($790) y Latte
(simple: $1.990, doble: $2.390)

Tienen sandwichs, pastas caseras, crudos, salmón, atún y otros platos. Para el horario de desayuno está la posibilidad de pedir tostadas, chocolate caliente, huevos pochados, entre otros, y en el after office se puede disfrutar la música de DJ’s en un segundo piso con terraza. “Más que cafetería, La Francesa se ha transformado en un restaurante, o más bien un coffee & bar, como se explicita en la bajada del nombre”, indica Artus.






Manejan precios dentro del promedio, “seguramente menos que en Santiago, pero más que en un lugar típico de Linares. Buscamos que la gente no tenga que ir a Talca o a otra ciudad a tomarse un buen café, o comprarse un rico chocolate”, dice Artus.

CHOCOLATERÍA

El equipo se ha ido especializando y perfeccionando según la tendencia, para seguir evolucionando aún más los temas. Una de las capacitaciones en las que participaron fue hace tres años, en Puratos, “ahí conocí a César Páez, quien estaba a cargo. Me tocó ir cuando empezamos a desarrollar los productos dulces de La Francesa, y no con terceros”, cuenta Artus. Agrega que desde entonces comenzaron a armar un proyecto más sofisticado que lo que tenían en términos de pastelería. Páez los asesoró, y luego elaboraron juntos lo de la chocolatería. “Todos los meses nos reunimos, nos asesora, nos guía, y además ha instruido a quienes trabajan acá”.

Los productos que ofrece la chocolatería están hechos con la mejor materia prima de Bélgica, y las maquinarias también provienen de ese país. Todos los factores se unen para finalmente entregar chocolates con sabores deliciosos y texturas únicas. Venden piezas de chocolate en cajas de 100, 150 y 200 gramos; chocolate en ramas en caja de 150 gramos; trufas espumantes, trufas de ron, trufas de té ahumado, naranjitas, macarrones, mendigos, tabletas de chocolate en bolsas de 100 gramos y opciones sin azúcar. Funciona en un espacio que antiguamente pertenecía a la panadería, sin embargo eran metros cuadrados perdidos. Lo cerraron y armaron la sala de ventas.

Pero eso no es todo. Hace un año abrieron el bar 320, que queda a pasos de los otros locales de La Francesa, inspirado en ideas de Santiago, Buenos Aires y otros. Venden cebiche, tártaros, pizzas, sandwichs, ensaladas, hamburguesas y postres. “No había locales modernos, con onda, y nos instalamos. La novedad también tiene que ver con que partimos de cero, sacamos cinco camiones de escombros y remodelamos completamente el lugar. No fue que hicimos remodelaciones. Entonces tiene estilo propio, con un muy buen recibimiento. Todos los proyectos de arquitectura los hemos ido trabajando con Felipe Alarcón, oriundo de Linares. Él y su equipo nos han sabido interpretar. Además nos gusta fortalecer lo local”, cuenta Artus. Parte de los objetivos de la familia tiene que ver con innovar y potenciar la zona. “En términos turísticos existen áreas que recién se están explotando, que estamos a una hora de la cordillera, a una de la playa, y tampoco tan lejos de Santiago. Hay mucho por hacer”, indica Artus.

A él y toda la familia les encanta la ciudad, y lo que quieren es seguir trayendo ideas, mostrárselas a la gente para que las conozcan. Las posibilidades para seguir creciendo están. “Tenemos la motivación y el espacio físico. Donde está la panadería, la cafetería y la chocolatería, sobran metros que por ahora se están usando como oficinas u otros. Además, cuando se hacen bien las cosas, con un buen equipo de trabajo, todo funciona”, dice finalmente Mario Artus.

Panadería La Francesa

  • Manuel Rodríguez 542
  • Linares, Región del Maule
  • Teléfono: (+56-73) 221 0202
  • Contacto: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Chef&Hotel es una publicación nacional independiente y objetiva, que desde hace 15 años cubre en forma amplia todo el quehacer del mundo hotelero, gastronómico y turístico en Chile y Latinoamérica, con una propuesta nueva.

Leer Más

Area Comercial y Suscripciones

  • (+562) 2323 7073
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  • www.chefandhotel.cl
  • Síguenos en Facebook
  • Síguenos en instagram