EL BOSQUE COCINA&BAR

EL BOSQUE COCINA&BAR
Salteado de vacuno, papas fritas $ 8.500 y copa de vino $ 2.800

El Bosque Cocina&Bar, Puerto Montt:

Cocina de casa con marca sureña

Este nuevo espacio, inundado de ese ambiente familiar tan típico del sur de Chile, rescata recetas con arraigada identidad local, pero bajo un concepto actual que engloba la totalidad de su atrayente propuesta gastronómica. Hoy es un imperdible, que suma cada vez más adeptos en la capital de la Región de Los Lagos

PREPARACIONES PLENAS DE SABORES PROPIOS, servidas bajo el alero de El Bosque Cocina&Bar, un lugar donde una hogareña calidez y comodidad ciertamente decoran el ambiente, eso es este restaurant, un espacio que ocupa una antigua casona que conserva el mágico estilo sureño, definido por sus propios dueños, con un aire “survanguardista”, donde la diferencia se marca en atractivos e innovadores detalles que matizan la totalidad de su propuesta.

Nicole Noriega y María Guadalupe Colina
Pie de limón artesanal $ 2.300 con cortado doble $ 2.300
Milcao $ 4.500 con schop artesanal $ 3.000

Este emprendimiento familiar nació en 2013 como restaurante El Bosque, idea original de Cristóbal Noriega, diseñador gráfico de la Universidad Santo Tomás, sede Puerto Montt, junto a sus padres y socios Luis Ramiro Noriega y Dorcas Muñoz. Comenzó con una incipiente oferta de gastronomía casera, atrayendo rápidamente a comensales con tiempo limitado en su rutina diaria, pero con muchas ganas de comer rico y en abundancia. “Partimos por necesidad, ya que mi papá quedó sin trabajo después de 15 años (…) Se dio la oportunidad de arrendar un pequeño espacio dentro de la casa, con cuatro mesas estilo camping, y como mi mamá siempre ha cocinado puras recetas heredadas de mi abuela, nos iniciamos vendiendo almuerzos. Desde un principio gustó nuestro servicio, súper familiar y con comida de casa”, cuenta Noriega.

Desde el inicio destacaron platos que mezclaban comidas típicas con elaboraciones locales: pastel de choclo, estofado de vacuno y pastel de papas, y a modo de propuesta, luche con papas, charquicán de cochayuyo, cazuela con luche, todo para satisfacer las expectativas de comensales con gustos más tradicionales, aunque había otros abiertos a probar nuevos sabores.

Cristóbal Noriega, Dorcas Muñoz y Luis Ramiro Noriega

Fue en 2016 que se adoptó el concepto Cocina&Bar, nueva etapa de la empresa, que gracias al crecimiento de la clientela les exigió también mayor dedicación, y la aplicación de una remozada identidad. “Si bien me enfoqué en conservar los toques de nuestra zona, la idea era incluir tintes más modernos. Pensamos en un espacio cómodo, una música ambiente seleccionada, de tal forma que produjera una descontextualización de lo que es el sur típico. Cuando comenzamos esta segunda fase había mucha construcción tapada, así que liberamos espacios, vimos que gran parte era de mañío, lo cual le da un toque rústico y a la vez cálido a la casa, así que rescatamos lo más noble y original de la construcción”, explica el dueño.

SABORES PARA EXPRESAR LA MAGIA DEL SUR

Con la posibilidad de ocupar casi la totalidad de la antigua casa, en el segundo piso de El Bosque Cocina&Bar se despliegan 16 mesas con capacidad para 50 personas, sitio donde desarrollan una oferta culinaria más amplia, que les ha permitido implementar una carta completa, la cual incluye tan variadas como deliciosas alternativas: sandwichs con y sin carne, ensaladas, pastelería, postres, opciones saladas para compartir, preparaciones que, entre otras, conforman la nueva carta recientemente estrenada.

Merece especial atención la oferta de onces, elaboraciones consideradas como responsables del aumento de visitantes, y no sólo por sus incomparables sazones, también por sus entretenidos formatos, y el rescate de recetas de la zona que invitan a compartir. Son diez tipos de onces, la mitad en presentación individual, y las otras cinco para compartir – dos personas –. “Tenemos la típica once alemana, que lleva kucken, torta mixta, pan, salame y queso de campo. También está la once sureña, que es la que ha gustado más, con milcao, tal como era la receta antigua y que se hacía en casa, con la papa recién cocida y rallada. Por eso sale dorada, con aspecto al de una papa duquesa. Además lleva sopaipillas, pan amasado y diferentes salsas para untar”, explica Noriega.

Otra opción es la once del campo, en presentación para dos personas. Esta propuesta incluye mate – que se puede servir con leche –, té o café, junto a una porción de cuatro picarones, pan casero, mantequilla, mermelada, y una paila de huevos revueltos con queso de campo y tomate. Las opciones de onces individuales tienen un valor promedio de $4.500, y el formato para dos personas, $11.900. En ambas se puede elegir té, café, té con leche, jugos naturales de arándanos, frambuesas o frutos rojos. También hay alternativas para acompañar, como mango o piña. “En cafetería tenemos todas las preparaciones de café que nos entregó en capacitación Illy, variedades que ellos nos han enseñado y que son las más consumidas”, dice Noriega.

Empanaditas $ 5.500 y copa de vino $ 2.800
Sandwich campestre $ 5.800 con michelada $ 2.800

Entre los imperdibles figuran sandwichs servidos en marraqueta amasada, que aportan un toque artesanal, con carne mechada de vacuno, pollo o cerdo, con algunas variaciones tradicionales y agridulces, dadas por la influencia alemana existente en la zona. “Los vegetarianos, que son tres, traen una hamburguesa de quínoa que la hace mi mamá”, agrega Cristóbal. Otra novedad es un sandwich para los alérgicos al gluten, a quienes ofrecen el “Sin miedo”, preparado en pan tostado sin gluten, acompañado de quesillo, jamón acaramelado y mostaza dijon. 

La hora de almuerzo sigue siendo una de las preferidas por la clientela de este lugar, razón por la que han agregado alternativas especiales para quienes tengan su agenda limitada. Por eso en El Bosque Cocina&Bar ofrecen de lunes a viernes un almuerzo express, consistente en tres menús para elegir, cualquiera a $3.900.

Espresso illy $ 1.500 con torta mousse de chocolate $ 2.500
Picarones con espresso illy $ 4.500

Pero aún hay más. En el pequeño salón del primer piso hay una heladería artesanal, ambientada como tienda de souvenirs. Aquí es posible encontrar mochilas, etiquetas con diseños de emprendedores locales, stickers y otros productos, como mermeladas caseras, miel, pastas de ají con diferentes sabores, y por cierto, los protagonistas de este espacio, los helados artesanales, elaborados por un emprendedor de Puerto Varas. “Aparte trabajo con una ilustradora de esa misma ciudad, Daniela Higueras, que hace productos de regalo, como libretas, magnetos, todo enfocado al diseño nacional, con una línea sureña donde destacan ilustraciones con gallinas, de la mujer que amasa y las casitas patrimoniales”, cuenta Noriega.

En la tienda también hay creaciones en cuero, carteras y billeteras hechas igualmente por un artesano de la zona. Pronto sumarán productos a base de cochayuyo deshidratado, junto a otros gourmet, hechos con insumos locales. “Nos preocupamos que todos nuestros proveedores sean de acá, para darle vitrina a ellos y sus productos”, dice Cristóbal.

En El Bosque Cocina&Bar, sus dueños buscan enaltecer recetas sureñas que se han ido perdiendo en el tiempo, servidas bajo un sello particular. “Siempre pensé aplicar en otros locales a los que asesoré, todo lo que hoy ofrecemos. Al final nos atrevimos, de a poco fuimos reformulando recetas para hacerlas más estéticas, manteniendo la esencia. Sentimos que logramos el objetivo, rescatarlas, ponerlas en valor y venderlas, pero a la manera nuestra”, dice finalmente Cristóbal Noriega.

El Bosque Cocina&Bar

  • Rancagua 293, Puerto Montt
  • Teléfono: (+56-9) 7594 6837
  • Instagram: @bosque.pmontt
  • Fan Page: El Bosque Cocina y Bar