¿Aceptarías Bitcoins Por Un Café?

Bitcoins

  • ¿Aceptarías Bitcoins Por Un Café?


    • EN BITCOIN CITY PUEDES ALQUILAR BICICLETAS, DISFRUTAR UN BRUNCH, COMPRAR UN VESTIDO DE NOCHE, VIVIR UNA EXPERIENCIA ESPECIAL EN UN MUSEO CON HISTORIA VINÍCOLA, DEGUSTAR VINOS PREMIADOS, COMER LAS OSTRAS QUE QUIERAS, TOMAR UN TAXI, IR AL TEATRO, PASAR LA NOCHE EN UN LUJOSO HOTEL Y PAGAR ABSOLUTAMENTE TODO CON BITCOINS.


LA CIUDAD DE ARNHEM, HOLANDA, ES LLAMADA BITCOIN CITY POR LOS BITCOINERS. En el 2014, Patrick van der Meijde, Annet de Boer, Rogier Eijkelhof y Otto de Voogd, se proponen inspirar y convencer a empresarios para que acepten bitcoins como medio digital de pago. A la fecha de hoy, son cientos y variados comercios los que se sumaron a este desafío.

El uso normalizado aún es un problema continuo, especialmente en lugares con infraestructura arraigada, fuerte y estable. Los cripto-activos ponen en peligro a las compañías procesadoras de pagos, como Visa, MasterCard, SWIFT (Society for Worldwire Interbank Financial Communications), e incluso bancos y estados. Blockchain, la tecnología que soporta criptomonedas, intermedia el intercambio entre partes, evita el doble gasto, controla la emisión, y deja fuera del proceso a toda una industria creada en torno al control y emisión del dinero.

Sin duda los conglomerados no facilitarán la proliferación de criptomonedas, y continuarán presionando a reguladores para dificultar su uso. Ejemplos como la renuente posición de SWIFT contra la cripto compañía Ripple y su token XRP, o la reciente incursión de JP Morgan al mundo de las cripto, creando su propia moneda, es muestra de lo planteado.

Titánico es el desafío de posicionar a bitcoin, la criptomoneda más famosa, como medio de intercambio, pero usuarios y comerciantes cada vez más son receptivos a su uso. En Bitcoin Rock Café de Vigo, España, ya se puede tomar un café pagando con bitcoins.

Así mismo, el sistema financiero global avanza en digitalizar el dinero. Son conscientes que están quedando obsoletos frente a esta tendencia. Incluso Libra, la criptomoneda de Facebook, fue capaz de golpear la mesa y mostrar lo impactante que podría ser tener una moneda global, abriendo el debate de contar con un medio de pago oficial. Si bien Paypal ofrece este tipo de servicio, no es más que un intermediario obsoleto que sigue en función, más por la falta de conocimiento y adopción, que por la eficiencia de su servicio.

¿ES DESEABLE Y/O POSIBLE UN MUNDO SIN DINERO EN EFECTIVO?

La revista The Economist, el 2014, provocó un gran debate al plantear la misma pregunta, generando opiniones de prestigiosos economistas que sostuvieron que sería una buena medida. Sin efectivo se acabaría la falsificación de dinero, se limitaría el fraude fiscal y se facilitaría el seguimiento a movimientos financieros ilícitos o irregulares. Se mejoraría la recaudación de impuestos, la lucha contra el crimen organizado, y se podrían desarrollar políticas monetarias más eficientes en situaciones de crisis económica.

El debate no quedó sólo allí, y los gobiernos empezaron con medidas en esa dirección. Por ejemplo, Israel generó restricciones legales a transacciones con efectivo para evitar la evasión fiscal. En Suecia, entidades financieras y comercios tomaron la iniciativa de no aceptar efectivo.

Los beneficios son evidentes, pero el comercio sin efectivo tiene dificultades y contraindicaciones. Y no sólo en países emergentes, donde los pagos electrónicos son poco frecuentes por razones económicas, culturales o tecnológicas, sino que generaría conflictos por pérdida de privacidad. A pesar de esto, la tendencia es que desaparezca o se lleve a la mínima expresión el uso de efectivo.

Cabe reflexionar si adquirir productos y/o servicios pagando con medios digitales, e incluso con criptomonedas, mejorará la experiencia de compra. Creo que sí, y será un avance importante en la tarea de crear una experiencia líquida y movilizada para el usuario, al reducir asperezas e intermediarios.

Los consumidores tienen necesidades y expectativas que debemos cubrir. Todo gira en torno a los servicios de movilidad, tanto a nivel empresarial como personal. Los dispositivos móviles son el soporte tecnológico más normalizado para interactuar en las redes sociales, navegar por Internet, mensajería, ofertas, cupones, etc.

El desarrollo de nuevos medios digitales de pago se diseñan para ejecutarse desde móviles. Por ejemplo el uso de efectivo y tarjetas de crédito-débito en los establecimientos comerciales, será sustituido o complementado progresivamente por pagos realizados desde el móvil. En este caso la tecnología con mayor proyección es NFC (Near Field Communication), sistema inalámbrico de corto alcance que permite conectar dos dispositivos al emitir y recibir una señal. Esto es lectura-escritura en ambos sentidos y su implementación no requiere de gran inversión en infraestructura, dado que hay una gran cantidad de terminales POS instalados que operan con NFC.

Otra tecnología prometedora es BLE (Bluetooth Low Energy), basada en el estándar Bluetooth 4.0. Funciona en frecuencias de 2,4 GHz y adaptada para tablet y smartphone. Muy ventajosa porque conecta dispositivos distanciados hasta 100 metros. Su potencial es tremendo para cambiar la experiencia del cliente, desde antes de entrar a la tienda hasta que se va.

La creciente aparición de plataformas de medios digitales de pago, ayudará a que consumidores y comercio adopten su uso. En este sentido, bitcoin se puede convertir en un medio digital de pago válido y de uso masivo. Entendamos que no es propiamente dinero, porque no lo emite un banco central y no es reconocido como moneda de cambio, pero se parece bastante, por facilidad de uso, preservación del anonimato y alcance global.

Los bancos centrales resaltan que las criptomonedas son un medio de pago limitado. Tiene riesgo su uso: falta de transparencia y claridad en su emisión, alta dependencia tecnológica, anonimato de las partes, posibles fraudes y una elevada volatilidad. Sin embargo sostienen que mejorando algunas funcionalidades, las criptomonedas puedan tener éxito en comunidades virtuales cerradas y en el segmento de las transferencias internacionales, sustituyendo a otros pagos electrónicos.

¿Qué tan lejos estamos de usar criptomonedas como medio de pago? Muy cerca, falta que la autoridad central las reconozca como dinero. Blockchain es tremendamente seguro e incorruptible, democratiza el uso del dinero digital y transfiere valor, por lo que no existe justificación para no usar criptomonedas soportadas por esta tecnología. Por aquí pasa todo: intermedia la relación entre partes, quita poder y control sobre el dinero.

No obstante, gobiernos y bancos continúan en la dirección de retirar el efectivo de las calles, digitalizar de tal forma que el dinero nunca salga de las instituciones, y quede como un registro digital en sus computadoras y en tu dispositivo móvil.

Banco Estado, con la Cuenta Rut, facilitó y bancarizó a excluidos de los bancos. En México se lanzó Cody, sistema de pago que ofrece pagar con el móvil en establecimientos ambulantes y comercios no establecidos. Ambos casos son un intento por digitalizar la economía. Con la eliminación del efectivo y el uso normalizado de medios digitales de pago, comienza la era 2.0 de la banca.

Ahora bien, si consumidores y comerciantes pueden migrar de manera exitosa al uso de medios digitales de pago, en sustitución del efectivo, entonces también les será natural pagar con criptomonedas. Total es digital y no es necesario conocer el funcionamiento que hay detrás. Sólo se tiene que saber y aceptar que es dinero.       

Los retailers centrados en el cliente, entienden que construir experiencias de compra que incorporan pagos digitales es un diferencial. Implementan diversas iniciativas con medios digitales de pago en la modalidad de bucle cerrado, o sea, sólo funcionan en su ecosistema comercial. El caso más exitoso es Starbucks con su Tarjeta Starbucks Rewards, que recientemente potenció su alcance al aliarse con Mercado Pago.

Otros apuestan por soluciones de pago en códigos QR, que desafían directamente a las tarjetas porque interactúan con las cuentas bancarias de los clientes. Sólo en EE.UU., Walmart, Target, Best Buy, CVS, Shell, Olive Garden, Lowes, Michaels, Sears y más de 110.000 tiendas minoristas operan en esta modalidad, procesando sobre el billón de dólares durante el 2018.

Amazon tiene su medio de pago Login and Pay. Alipay es el sistema de pago de Alibaba. Este destaca por el volumen en transacciones, clientes registrados y por su avanzada tecnología. Y así, suman y siguen los que apuestan por el uso de medios digitales de pago.

En definitiva pronto el efectivo desaparecerá, y pagar digitalmente hará que la experiencia de compra sea segura, ágil y mejor. Lo habitual de pagar digitalmente facilitará la aceptación natural de bitcoin como medio de pago. ¿Aceptarías bitcoins por un café?...

 

HENRY CULLELL

Ingeniero Civil Industrial

Magister en Marketing y Gestión Comercial

Cargos ejecutivos en G&N, Degasa

Gerente General de Comercial LF S.A.

18 años en la industria gastronómica nacional

Chef&Hotel es una publicación nacional independiente y objetiva, que desde hace 15 años cubre en forma amplia todo el quehacer del mundo hotelero, gastronómico y turístico en Chile y Latinoamérica, con una propuesta nueva.

Leer Más

Area Comercial y Suscripciones

  • (+562) 2323 7073
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  • www.chefandhotel.cl
  • Síguenos en Facebook
  • Síguenos en instagram