BARISTTA COFFEE

BARISTTA COFFEE

Baristta Coffee

Cultura cafetalera en el norte del país

• Marco Maldonado es el dueño de este café, que además de ofrecer preparaciones con granos provenientes de fincas del Perú, imparten cursos de barismo de forma independiente y en conjunto con LatamSCA

EN BARISTTA COFFEE DE ARICA, más que servir un buen café y ser punto de encuentro para gente joven y ejecutivos, se han propuesto dar cursos de barismo de forma independiente. También lo hacen en conjunto con LatamSCA (Latinamerican Specialty Coffee Alliance).

David Paillalef, Marco Maldonado y Gubier Tapia

Pero antes de esto surgió la conexión de su dueño, Marco Maldonado, con el café. “Como ingeniero en informática de Arica y desarrollador de softwares, siempre estaba bebiendo una taza de café, y de tanto consumirlo fui buscando algo mejor. Mi padre fue a Bolivia, a una Roaster Boutique, y me trajo granos de allá que me encantaron. Luego viajé yo, adquirí más granos y algunas chemex que me cambiaron la vida”.

Así nació la inquietud de montar su propia cafetería. Junto a su mujer, Camila Obregón, hoy a cargo de la administración, encontraron una casa en pleno centro de Arica que se remodeló.  Hicieron una terraza ambientada con pallets, con un toque minimalista pero rústico, tal como en sus salones interiores, que en total pueden atender a 100 personas. 

“Al principio fue prueba y error. Conocí muchos proveedores de cafeterías, y compré granos carísimos que no cumplían con lo que deseaba. A esto se sumó que nos entraron a robar tres veces en los primeros meses, pero seguimos adelante. Llevamos un año y medio abiertos”, cuenta Maldonado.   

PRODUCTORES DIRECTOS

“Nuestro producto principal es el buen café, de hecho trabajamos directamente con fincas, productores y tostadores (sin intermediarios) del Perú. Con ellos realizamos un trabajo en conjunto que nos permite mantener la trazabilidad de los granos, para así brindar un café de calidad y con toda la información disponible para nuestros clientes”, explica. Los productores pertenecen a la Finca La Campiña, pueblo de Sanchirio Palomar, en el Parque Nacional del Café; y a la Finca Marín, de Villa Rica, en Perú. Ambos les surten de granos de arábica multicultivo. “A veces pedimos que nos bajen un par de puntos de tueste, dependiendo de la necesidad. Trabajamos con tuestes que no superan las dos semanas, y siempre tenemos café fresco. Si se acaba, viajamos a comprar más”.

El dueño dice también que “no me gustan los cafés sobre tostados, los busco medio oscuros, con un dulzor perceptible, con notas a chocolate, cítricos leves, y el amargor semejante a morder una cáscara de naranja”, y sobre por qué eligió estas fincas, explica: “Escogimos las del Perú, porque comprobamos que los productores son conscientes que el café especial tiene mejor salida. Esto hace que sean muy profesionales”.

Marco Maldonado hizo cursos con LatamSCA, quienes vinieron a capacitarlo a Arica en la introducción al barismo con el módulo “Despertar los sentidos”. “Hicimos el primer cupping de Arica empleando los cafés del Perú, y aprovechamos de invitar a otras personas a los talleres abiertos”.

Además de brindar información en barra e impartir cursos de barismo a clientes, enseñan a la gente a exigir productos de mayor calidad. Los cursos que se programan cada tres meses se denominan “Todo café”, donde se enseña cómo hacer un buen espresso, a organizar una barra, y otros aspectos para hacer un café perfecto en casa. 

Consultado sobre por qué los talleres son dirigidos a público general y no a empresarios del área, Maldonado dice que “aún no hemos logrado trabajar en conjunto con otras cafeterías. Hay un poco de recelo y desconfianza aún. Estamos un poco encapsulados, trabajando solos. Sería bueno cruzar experiencias con colegas. No obstante, dado que en Arica el conocimiento sobre café de parte de los clientes no es profundo, ha sido gratificante enseñarles con los talleres”.

Cojito: hierbabuena, ginger y espresso ($3.400)

En octubre Marco viajará a Lima para seguir interiorizándose en las preparaciones, observando además el toque que le dan en el vecino país a la puesta en escena y el servicio en cafeterías. 

En su equipo Maldonado tiene a Gubier Tapia, barista que lleva tres años en el rubro, quien antes trabajó en las cafeterías Madeira y Milkhouse de Arica. “Estar en Baristta Coffee ha sido gratificante, ha ampliado mis conocimientos”, indica Tapia. 

Reibú mock: jugo de naranja, shrub de lemon grass (maceración en vinagre por cinco días) y espresso ($3.200)

LA CARTA

El café divide la carta en Espresso bar, que considera las preparaciones clásicas, con máquina espresso; y Brew bar, con distintos tipos de métodos de filtrados. “Hay mucho interés en la gente para saber cómo se preparan, momento en que también aprovechamos de entregar información”.

La carta Espresso bar ofrece Ristretto, Espresso, Doppio, Lungo, Americano, Macchiato, Mocaccino o Café bombón ($1.100 a $2.900), con la opción de agregar syrups. En Brew bar hay alternativas de filtrado como Chemex, v60, Syphon, Aeropress y French Press ($3.000 los 350 cc., y $5.000 los 500 cc.).

La tetería es con mezclas creadas en casa, como Naranja canela, Té negro, Naranja deshidratada, Canela syrup y cedrón o verde limón, Té verde, Limón deshidratado, Menta syrup y Hierba luisa ($1.500 a $4.500).  

“Muchos nos preguntan si tenemos venta de alcohol, y como no es nuestro interés, decidimos incorporar de manera interesante y creativa los Mocktails”. Así nacieron el Cojito; Reibú mock; Ice mint coffee, con ginger, menta y espresso; Caramelate, con caramelo, leche, espresso y hielo; y Bomcold, leche condensada, espresso y hielo ($2.500 a $3.500). Destaca que, buscando marcar diferencias, el café se sirve en tablas brandeadas, y el té en tazas transparentes con dosificadores de té modernos. 

En Baristta Coffee además, ofrecen distintos productos dulces, la mayoría de elaboración propia. Los waffles, por ejemplo, han tenido una buena acogida. Vienen en torres de 4 u 8, y en sabores como crema vainilla, mora, trufa o carrot, con crema de zanahoria, syrup de mantequilla y manjar ($3.300 o $5.500). También hay brownies, donas glaseadas, muffins, tortas milhojas de mango, pie de maracuyá, kuchen de arándanos y más ($700 a $1.500).

En salados hay pizzas ($3.700 a $4.000) y sandwichs, como Valle norte: queso de cabra, tomate fresco, choclo, lechuga y lactonesa con hamburguesa, mechada o ave ($3.700 a $4.600); o Crois sandwich ($1.600 a $2.900). A esto se suman los desayunos (de $2.500 a $4.800) y el menú ejecutivo, con entrada, fondo y jugo natural ($3.000).

PATIO BARISTTA

Como todo café ofrecen espacios para compartir y trabajar, con conexión wi-fide alta velocidad a disposición de quienes la necesiten. “El personal tiene gran espíritu de atención, para que la experiencia de la visita sea única”, dice Maldonado.

Y no sólo el deseo de trabajar motiva llegar a este café, también la música. “Tenemos amigos músicos, artistas y Dj’s, con los que hemos logrado realizar un vínculo y circuito semanal, creando una cartelera musical y cultural que también ha generado interés de más artistas por estar en #PatioBaristta”, cuenta el dueño.

Finalmente dice Marco Maldonado: “Somos una cafetería de especialidad, tenemos un perfil joven y buena onda, un lugar distendido y tranquilo, donde se puede conversar o trabajar junto a un buen café”.

Baristta Coffee

  • 18 de Septiembre 295, Arica
  • Horario: Lunes a viernes, de 8:30 a 23:00 hrs.
  • Sábado, de 11:00 a 23:00 hrs. 
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  • www.baristta.cl
  • Facebook: BaristtaCoffee
Waffle: crema de vainilla, frutillas, manjar y chocolate ($3.300) y Capuccino ($2.500)