VENDIMIA CASABLANCA

VENDIMIA CASABLANCA

Más de 50 mil visitantes en Vendimia de Casablanca

En su quinta versión consecutiva, la Plaza de Armas de la comuna se volvió a engalanar con las viñas participantes y los stands gastronómicos y de artesanía, que tuvieron una masiva concurrencia en esta tradicional fiesta del vino

Los vinos, la gastronomía, la música y la artesanía fueron los protagonistas una vez más -el pasado 25 y 26 de marzo- con motivo de la realización de la quinta Fiesta de la Vendimia de Casablanca. Estuvo organizada por la Asociación de Empresarios Vitivinícolas del Valle de Casablanca A.G., y la propia Municipalidad de Casablanca y se inauguró con música folclórica y el saludo a las autoridades –como María José Hoffmann y Víctor Torres, diputados; Katrina Sanguineti directora de Sernatur Región de Valparaíso y a los más de 30 embajadores presentes de países como Italia, Argentina, Polonia, México, Bélgica, Colombia, Cuba, Emiratos Árabes, Honduras, Mónaco, Tailandia, El Salvador, Países Bajos, Panamá, India, Jordania, entre otros.

Más de 50 mil personas arribaron a la Plaza de Armas de esta comuna, para disfrutar las bondades de sus vinos blancos, tintos (divididos en stands de vinos premium y clásicos) y de sus espumantes, además de la cerveza artesanal. A esto se sumaron variados stands gastronómicos, de empanadas, carnes, quesos, embutidos finos, dulces, chocolates y más, que lograron el maridaje perfecto. Un ejemplo, de esto último fue Fermento, un grupo de distintos artesanos culinarios que elaboran quesos (azul, manchego, suizo, fresco y mozzarella y cabra) y charcutería (jamón serrano, charqui de wayu, chorizo riojano, salame, butifarras catalanas).

En vinos, por ejemplo, Viña Ventisquero con Eugenio García, sommelier, presentó en el sector de los íconos su Pinot Noir Herú y en el otra área, el Pinot Noir Kalfú Molu 2015; un Sauvignon Blanc 2015 y un Chardonnay 2016.

Estancia El Cuadro tuvo en la línea de sus clásicos Sauvignon Blanc 2016, Chardonnay 2014 y en los premium el Pinot Noir 77 del 2014, el Chardonnay Millán del 2014 y el Syrah El Acierto 2014, en un stand a cargo de la guía de turismo Carolina Basualto. En la barra de espumantes, en tanto, presentaron Bruto 2015.

Viña Emiliana exhibió “los vinos blancos y algunos tintos que se adaptan bien a las condiciones de clima y suelo de Casablanca. Por ejemplo, el Pinot Noir Adobe Reserva 2016, que es mucho más leve, bien frutal y que casi no tiene presencia de madera. A diferencia de nuestro Novas Gran Reserva 2015, que tiene un poco más de madera y es más complejo”, dijo Josué Olate, jefe de tienda en esta viña.

Paulina Núñez de Viñamar resaltó su Chardonnay Reserva y Pinot Noir Reserva, ambos del 2015, y en espumantes trajeron cinco variedades, Brut, Demi Sec, Extra Brut, Rosé y Unique Brut 2015. En cervezas, estuvo Lagunillas, Casablanca y Kintruy, con alta demanda de los asistentes.

Paralelamente y también en la plaza, las presentaciones artísticas dieron cuenta de la gran diversidad que se encuentra en esta fiesta casablanquina. Hubo música para todos los gustos y edades, con música folklórica y local. Se lucieron en el escenario Imágenes Retro, La Ciscu Margaret y Colayuta.

“La producción local fue el centro de la celebración, teniendo al vino en un lugar especial, debido a su ampliamente reconocida calidad. Sin embargo, el trabajo de los locatarios casablanquinos en sus preparaciones gastronómicas y los exquisitos productos de los participantes del proyecto Cocina Casablanca, fueron el complemento perfecto en dos días de mucho trabajo, pero también de grandes satisfacciones”, destacó Rodrigo Martínez Roca, el alcalde de Casablanca. Respecto a este último proyecto, resaltó que lo han llevado trabajando con los habitantes de la localidad, capacitándoles en la elaboración de sus productos (mermeladas, quinoa, champiñones, salsas, topinambur y más) e incluso apoyando su comercialización y distribución.

El alcalde señaló además que “fue una tremenda experiencia para todos los visitantes, nacionales y extranjeros, que se encontraron con una plaza llena de vida, llena de alegría y con un ambiente cómodo, agradable, seguro y entretenido. Nuestra comuna sabe tratar a sus visitantes con cariño, respeto y buen servicio, por lo que nuestra Fiesta de la Vendimia se está convirtiendo en un imperdible para todos quienes saben de buen vino y de celebración. Vamos por buen camino y esperamos sumar nuevas propuestas e ideas para seguir consolidando este encuentro de vino, gastronomía y artesanía local”.

Mario Agliati, presidente de la Asociación de Empresarios Vitivinícolas del Valle de Casablanca A.G., puso hincapié en que la calidad de los vinos y espumantes en exposición, ratifican por qué Casablanca es hoy miembro del grupo Great Wine Capitals. En este tema, anunció que en noviembre de este año Casablanca y Valparaíso serán sede oficial de la reunión anual internacional de esta entidad, y que se están preparando para asumir este enorme e importante desafío. Sobre la fiesta de la vendimia en sí, manifestó “el público visitante es un público con intereses diversos y que se caracteriza por siempre buscar calidad, y creo que en esta Fiesta de la Vendimia, fue precisamente lo que buscamos mostrar, a través de los espectáculos y la comida. Pero, por sobre todo, a través del vino, que es uno de nuestros embajadores a nivel mundial, y que es el centro de todo esto”.

“Con eventos como este estamos jugando en las ligas mayores, pero sin perder nuestras tradiciones como gente amable y de buen vivir”, palabras con la que cerró el alcalde y anfitrión, Rodrigo Martínez Roca.